Pueblos

Siete pueblos con encanto para perderse y enamorarse

Begur

A 28 km del hotel
Por las aguas transparentes de sus calas y playas, por la belleza de su centro histórico y su castillo medieval, por la singularidad de sus casas indianas, construidas por  begurenses que en el s.XIX hicieron fortuna en “las Américas”, por su entorno paisajístico y sus caminos de ronda, por su gran oferta culinaria… Begur es sin duda uno de los lugares más maravillosos de la Costa Brava. Una visita obligatoria para los huéspedes de Sallés Hotel Spa Cala del Pi.

Ver más información

Pals

A 28 km del hotel
Esta tranquila localidad de origen medieval le cautivará por la belleza de su antiguo núcleo fortificado perfectamente conservado. No pierda la oportunidad de pasear por sus callejuelas de piedra, visitar la Torre de Les Horas y la Iglesia de Sant Pere, y disfrutar de las increíbles vistas del mirador del Pedró, que abarcan desde las Islas Medes hasta el Canigó y el Montgrí. 

Calella de Palafrugell

A 22 km del hotel
Este antiguo pueblecito marinero ubicado entre rocas, acantilados y calas conserva intacto gran parte del encanto original de la Costa Brava. Paseando por sus estrechas calles, con casas con cubierta de teja y viviendas tradicionales de pescadores, podrá palpar el ambiente que se respiraba antes de la llegada del turismo. Ideal para un paseo en cualquier época del año, durante los meses de verano también podrá disfrutar de dos eventos musicales únicos: el Festival de Cap Roig, celebrado en el Jardín Botánico de Cap Roig, y el encuentro anual de Habaneras, que todos los años reúne a miles de personas en la playa de Port Bo. 

Ver más información

Peratallada

A 28 km del hotel
Declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional por su excelente estado de conservación, Peratallada es una de las grandes joyas del Baix Empordà. Este pequeño pueblo medieval amurallado cuenta con diversos atractivos, como el castillo y su torre de homenaje, la muralla y el foso que rodean el pueblo, la iglesia románica de Sant Esteve y un núcleo antiguo perfectamente conservado, lleno de comercios y restaurantes con encanto.

Cadaqués

A 93 km del hotel
Salvador Dalí, Pablo Picasso, Marcel Duchamp, Josep Pla, Federico García Lorca… son solo algunos de los artistas y personalidades que se rindieron a la belleza y autenticidad de este antiguo pueblo pesquero de calles laberínticas, casitas blancas y rincones con encanto, situado en el centro de la península del Cap de Creus. De entre sus muchos atractivos cabe destacar la iglesia de Santa María de Cadaqués, la Casa-Museo de Salvador Dalí en Portlligat y el Parque Natural del Cap de Creus.

Ver más información

Besalú

A 70 km del hotel
Un majestuoso puente románico de piedra da la bienvenida a los visitantes a esta preciosa villa medieval declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1966. El patrimonio arquitectónico de Besalú cuenta con importantes tesoros como la Colegiata de Sant Maria, la Casa Cornellà, considerada uno de los grandes exponentes de la arquitectura civil románica, la Sinagoga y el Baño Judío, el más antiguo de España. 

Ver más información

Llafranc

A 22 km del hotel
Conectada con Calella de Palafrugell a través de un agradable paseo de 20 minutos por el camino de ronda, la bahía de Llafranc es uno de los rincones más preciados de la Costa Brava. Su paseo marítimo, con numerosas terrazas para disfrutar de una comida o una cena frente al mar, su playa de arena fina y agua transparente, y la belleza y espectacularidad del Cabo de Sant Sebastià, hacen de esta pequeña localidad un lugar muy recomendable para visitar. Si se decide a hacerlo, no olvide subir hasta el mirador del Faro de Sant Sebastià, desde donde podrá contemplar unas vistas increíbles sobre acantilados de más de 150 metros de altura.

Ver más información